PROYECTO EJECUTADO

VOLVER

Buenas Practicas de Prevención de la Violencia en la Zona Norte Costa Rica


Monto:US$38.820,00

Tiempo de ejecución: Setiembre 2015 a Junio 2016

El Proyecto “Buenas Prácticas y Estrategias de Prevención de la Violencia cantones fronterizos de Costa Rica con Nicaragua” (2015-2016), fue ejecutado por la Fundación para la Paz y la Democracia (FUNPADEM) y financiado por el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), tuvo como objetivo caracterizar las buenas prácticas de prevención de la violencia que desarrollan los actores de tres cantones fronterizos (Upala, Los Chiles y San Carlos) con Nicaragua. Además, promovió un proceso de diálogo que permita el intercambio de esas buenas experiencias y la formulación de Estrategias Locales de Prevención de la Violencia.

 Para lograr este objetivo se diseñó una ruta de intervención de tres fases:

  1. Generación del conocimiento,
  2. Pre-diseño de estrategias locales de prevención de la violencia, y
  3. Generación de espacios de diálogo.

1. Generación de conocimiento:

Esta primera fase se abarcó la elaboración de cuatro productos que son complementarios entre sí:

  • Caracterización socioeconómica y de seguridad de los cantones de San Carlos, Upala y Los Chiles,
  • Mapeo de Stakeholders,
  • Sistematización de buenas prácticas de prevención de la violencia y
  • Encuesta de Opinión Pública sobre Seguridad Ciudadana y Victimización de los cantones San Carlos, Upala y Los Chiles.

La caracterización socioeconómica y de seguridad de los cantones de San Carlos, Upala y Los Chiles parte de una revisión, sistematización y análisis de fuentes secundarias (Beirute 2016, pp. 6-7). Este análisis documental permitió construir una base de datos a partir de las estadísticas oficiales de tipo sociodemográficas, económicas, de violencia y de seguridad disponibles en las instituciones públicas a nivel nacional y local.

  • Caracterización general de cada cantón en términos demográficos, sociales, económicos, educativos, entre otros.
  • Revisión de las tendencias de denuncias de homicidios, robos, violencia entre otros ante el Poder Judicial.
  • Descripción de la situación relacionada con factores de riesgo, retos y amenazas.

Se estableció como periodo de estudio del año 2010 al 2014, pues se consideró que visualizar el comportamiento de un quinquenio facilita el tener una visión más global de la situación de cada cantón permitiendo mirar tendencias.

En la recolección de las estadísticas se utilizaron únicamente fuentes oficiales para evitar sesgos de información, a saber: Instituto de Estadística y Censos, la Sección de Análisis Estadístico del Ministerio de Educación Pública, el Departamento de Planificación del Poder Judicial y el Ministerio de Seguridad Pública.

El Mapeo de Stakeholders identifica actores sociales relevantes de los tres cantones relacionados con el tema de seguridad y prevención de la violencia. Se establecieron tres criterios para su definición (Beirute 2015, pp. 4-10), tomando una experiencia previa de Mapeo de Stakeholders en materia de políticas públicas de seguridad que realizó Funpadem para la UE y el Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica y adaptando diversos marcos teóricos sobre mapeo de stakeholders. Estos criterios fueron:

  • Actores que estén siendo o se puedan ver afectados por el problema de la violencia y la inseguridad a nivel de estos tres cantones.
  • Actores que estén desarrollando alguna actividad dirigida a combatir el problema de violencia y la inseguridad.
  • Actores que sean necesarios para el diseño y/o implementación de estrategias locales de violencia y la inseguridad a nivel de estos tres cantones.

El mapeo identificó los intereses de los actores claves con respecto a la inseguridad y la violencia en estos cantones. Para ello se aplicó un cuestionario “semi estructurado” a la 64 actores claves, los cuales fueron pre-identificados según la experiencia y las bases de datos disponibles. Además, cuando se aplicaron los cuestionarios, se les consultó por otros actores que cumplieran con estos criterios, los cuales se incluyeron utilizando el mismo cuestionario. El cuestionario se aplicó por medio de entrevistas en esos cantones y por teléfono, así como de forma auto-administrada por vía de correo electrónico.

El cuestionario clasificó su nivel de intervención (primario, secundario y terciario) y los ámbitos de acción en el cual trabajan (social, comunitaria o situacional). Este insumo de mapeo de actores, es clave para la realización de los espacios de diálogo y permite también una convocatoria rigurosa, inclusiva y relevante.

El tercer producto sistematización de  buenas prácticas de prevención de la violencia, se realiza en base a un marco teórico previamente definido por el equipo técnico. FUNPADEM(2009) define como buenas prácticas aquel “conjunto coherente de acciones que han sido eficaces en un determinado contexto”. Para identificar estas buenas prácticas se definieron cuatro criterios:

  • Innovación: entendida como la utilización de nuevas formas de trabajar los temas de prevención de la violencia y la inseguridad.
  • Asociatividad: que refiere a la conveniencia de que las estrategias y acciones se desarrollen en red, pues esto lleva a la generación de más impacto; sobre todo si se le considera como una forma de generar mayor capital social.
  • Inclusión social: la inseguridad ciudadana y la violencia afecta de manera particular a poblaciones vulnerables tales como niños, jóvenes, adultos mayores, grupos étnicos, entre otros; tener en cuenta la visión de estas poblaciones en el diseño e implementación de una estrategia de prevención de la violencia.
  • Particularidades fronterizas: Dado que esta investigación tiene un especial interés por conocer y tomar en cuenta las prácticas que se desarrollan y los fenómenos que se manifiestan por el hecho de ser zonas fronterizas, se considera importante añadir como un criterio más para definir una buena práctica el hecho de que se tome en cuenta este factor.

Este insumo tiene un doble propósito. Primero generar una metodología innovadora con criterios que respondan a la realidad de la zona para la identificación, levantamiento, análisis y la documentación de buenas prácticas de prevención de la violencia en zonas fronterizas; llevada a cabo por diferentes actores tanto locales o nacionales. Y segundo, generar un insumo relevante que sirva de base para la elaboración de Estrategias Locales de Prevención de la violencia.

La “Encuesta de Opinión Pública sobre Seguridad Ciudadana y Victimización de los cantones San Carlos, Upala y Los Chiles”. Se diseñó un cuestionario que mide cuatro dimensiones:

  • los niveles de victimización,
  • La opinión del trabajo de la policía y del Sistema de Administración de Justicia en general,
  • Las buenas prácticas y estrategias de prevención de la violencia,
  • La convivencia y la Cultura Ciudadana.

Este cuestionario fue elaborado y validado en conjunto con el Programa de Naciones Unidas Costa Rica y el Programa Infosegura, tomando como base la experiencia previa de un estudio similar, a nivel nacional, elaborado para la UE y el MSP de Costa Rica, con las correcciones y ajustes del caso. Mediante una conversación telefónica entre el entrevistador y la persona seleccionada, se completa el cuestionario de forma manual. Por ser una entrevista telefónica es fundamental controlar la muestra para que sea representativa de la población a investigar, siendo vital adaptación de los horarios de llamada a las costumbres de la población entrevistada.

 

La muestra es de 800 unidades de estudio (personas mayores de 18 años), telefónica, con un margen de error de ±3.4% y un nivel de confianza del 95%. Es una muestra representativa con base en la totalidad de líneas telefónicas activas en el país, controlada por cuotas según sexo, educación, actividad económica, edad y región del país.

La muestra se seleccionará del universo de la población con teléfono que actualmente representa el 94% de la población del país, mediante un muestreo simple al azar, seleccionando de forma aleatoria páginas del conjunto de listas de números telefónicos que conforman el universo y dentro de cada una de ellas se seleccionan los números telefónicos. La selección de la unidad informante se realiza mediante un sistema de selección aleatoria empleando un salto sistemático después de la primera unidad de estudio seleccionada de las listas de números telefónicos que conforman el universo.

2. Pre diseño de una política de seguridad local.


Un resultado importante del proyecto son las Estrategias de Prevención de la Violencia para cada uno de los cantones, a partir de la sistematización de todo el conocimiento y la evidencia generada durante la etapa anterior. Además incorpora los resultados del proceso de consulta a los actores clave de la comunidad, agregando la dimensión de la participación ciudadana al proceso.

 

El diseño de las estrategias sigue una metodología participativa, que inicia con un taller de consulta con los actores claves de la comunidad, en el cual se definen las líneas estratégicas y perfil de acciones a considerar, con base en tres ejes:

 

  • Gobernanza de la prevención (Organización del trabajo, participación comunitaria y Sistema Penal).
  • Espacios públicos y control de los factores de riesgo.
  • Convivencia en centros educativos, violencia contra las mujeres y otros grupos en condición de vulnerabilidad.

 

La información es recopilada, sistematizada y analizada, con base en lo cual se construye, tomando en cuenta los demás productos de la I fase de generación de conocimiento, una propuesta de estrategia local de prevención de la violencia para cada uno de los cantones. Estas estrategias serán validadas en otro proceso de diálogo con los actores claves.

 

Con el fin de dar seguimiento a estas Estrategias Locales de Prevención de la Violencia, se acordó incorporar al equipo de trabajo un representante de la Oficina de Gestión Local del Viceministerio de Paz, entidad que diseña y monitorea los Planes Locales de Prevención de la Violencia en los Gobiernos Locales de Costa Rica. También se incorporaron miembros de la Unión Nacional de Gobiernos Locales, que se encargará de multiplicar el conocimiento y las metodologías usadas en otras comunidades con características similares.

 

Como parte del proceso de intervención y para la adecuada sostenibilidad del esfuerzo, se recomienda priorizar el desarrollo de competencias en algunos actores claves identificados con el fin de que las Estrategias Locales de Prevención de la Violencia sean efectivamente ejecutada, monitoreadas y evaluadas por estos actores en cada uno de los cantones.

 

Por ello, se propone el diseño y ejecución de una capacitación para actores locales en la ejecución y monitoreo de Políticas Locales de Seguridad y Prevención de la Violencia. Esta capacitación debería tener una duración mínima de 8 horas y estaría dirigida a 30 actores sociales de los tres cantones, estratégicamente identificados en cuanto tengan mayor potencial de ofrecer a sus comunidades una capacidad instalada.

 

3. Espacios de Diálogo.

 

Las estrategias de intervención de Funpadem, incluyendo la investigación, enfatizan el diálogo con actores claves. Para ello, el proyecto contempla al menos dos espacios de diálogo. El primero tiene como fin el levantamiento de información alrededor de los tres productos de la primera fase: caracterización socioeconómica y de seguridad, el mapeo de stakeholders y la sistematización de buenas prácticas. En este diálogo participan actores relevantes de cada uno de los cantones, según se identificaron en el Mapeo de Stakeholders.

 

Un segundo espacio de diálogo es el Intercambio Regional de Experiencias. Tiene como objetivo una discusión más amplia, de apropiación y posicionamiento del tema de seguridad y prevención de la violencia en estos tres cantones. En este espacio de diálogo, se dialoga alrededor del:

 

  • Intercambio de las buenas prácticas de prevención de la violencia, previamente identificadas y validadas.
  • Análisis y discusión amplia sobre los resultados obtenidos de “Encuesta de Opinión Pública sobre Seguridad ciudadana y victimización de los cantones San Carlos, Upala y Los Chiles”.
  • La socialización de las Estrategias Locales de Prevención de la Violencia.

Donantes